Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Por DiáconoMiguel Ángel Ortiz Corrales.

APROXIMACIÓN TEOLÓGICA DEL DIACONADO EN LA ESTELA DEL VATICANO II

Una aproximación teológica del diaconado en la estela del Vaticano II debe partir de los textos conciliares, examinar su recepción y profundización ulterior en los documentos del Magisterio, tener en cuenta la desigualdad posconciliar en la restauración del diaconado permanente y, sobre todo, prestar especial atención a las oscilaciones de tipo doctrinal, que han acompañado como sombra indefectible las diversas propuestas pastorales. Son diversos y numerosos los aspectos que exigen hoy día un esfuerzo de esclarecimiento teológico. En este capítulo se pretende contribuir a la clarificación del siguiente modo: identificando las raíces y los motivos que hacen de la identidad teológico-eclesial del diaconado (permanente y transitorio) una auténtica «quaestio disputata» en determinados aspectos; precisando los elementos de una teología del ministerio diaconal que puedan constituir como la base común y segura, inspiradora de su recreación fecunda en las comunidades cristianas.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Por dos veces durante el año, la Iglesia conmemora los dolores de la Santísima Virgen que es el de la Semana Santa y también hoy, 15 de setiembre. Ya en el siglo VIII los escritores eclesiásticos hablaban de la “Compasión de la Virgen” en referencia a la participación de la Madre de Dios en los dolores del Crucificado. Pronto empezaron a surgir las devociones a los 7 dolores de María. A continuación se los presentamos para unirnos en oración.

 

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

“Hoy la Iglesia nos invita a contemplar la cruz del Señor, la santa cruz, que es el signo del cristiano. La cruz se convierte en signo de victoria. Nuestra victoria es la cruz de Jesús, la victoria frente a nuestro enemigo, la gran serpiente antigua, el gran Acusador. Por eso la cruz es signo de victoria para nosotros, en la cruz hemos sido salvados, en ese recorrido que Jesús quiso hacer hasta lo más bajo, pero con la fuerza de la divinidad”. Papa Francisco, 14 de septiembre de 2018.

 

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Ha sido san Lucas en su evangelio quien nos ha dicho el nombre de la doncella que va a ser la Madre de Dios: "Y su nombre era María". El nombre de María, traducido del hebreo "Miriam", significa, Doncella, Señora, Princesa.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Gandhi
Un científico vivía atormentado por los problemas que tenemos en el mundo. Pero pasaban los años y no encontraba las soluciones.
Un día que no tenía colegio, su hijo de diez años entró en su laboratorio decidido a ayudarle en su trabajo.
Cuando vio que no podía sacarlo de allí, el científico arrancó una página de una revista en la que aparecía una imagen del  mundo y comenzó a separarla en decenas de pedazos, creando un puzzle para el muchacho.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

El escritor Ernest Hemingway entregó su medalla del Premio Nobel a la Virgen de la Caridad del Cobre.

Por Carlos A. Peón Casas

El día que Hemingway decidió regalar su medalla del Premio Nobel de Literatura a la Virgen de la Caridad, debió pensárselo muy bien. Definitivamente el gesto tenía sus consecuencias, sobre todo entre quienes lo tildaban permanentemente como un tipo sin religión, ensimismado en una vida de indisoluble sibaritismo, afamada además  por aquella circunstancia poco ortodoxa de sus cuatro matrimonios, y sus affaires incontables. Sin embargo su decisión era firme, expresada precisamente el mismo día en que compartía con sus amigos cubanos, su alegría por el lauro, en aquel otoño de 1954.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva


Hoy es 8 de septiembre, fiesta de nuestra Madre y Patrona, la Virgen de la Caridad del Cobre. Madre de todos los cubanos, donde quiera que estén, tengan la edad que sea, profesen o no su fe, sean de cualquier partido o tendencia política, raza, nivel escolar y cultural; pues para la ella no hay diferencia entre sus hijos, y a todos nos acoge y protege bajo su amoroso manto.
Casi a los inicios de nuestra historia, en el año 1612, fue hallada en la Bahía de Nipe una imagen de la Virgen María. Dos indios (Juan y Rodrigo de Hoyos) y un negro esclavo (Juan Moreno) fueron enviados por su mayoral a buscar sal, desde el Hato de Barajagua, a las salinas que estaban al norte de la Bahía de Nipe, hoy provincia y diócesis de Holguín. El mal tiempo hizo que tuvieran que esperar en la costa hasta que, amaneciendo, salieron hacia las salinas. Ya estaban en la Bahía, embarcados en una canoa, cuando vieron una cosa blanca flotando sobre la espuma de las olas del mar. Pensaron que eran ramas, un pájaro o una niña, que la tormenta de la noche anterior arrastraba por las aguas. Se acercaron y vieron la imagen de la Virgen con el Niño Jesús en sus brazos que flotaba sobre una tablilla que decía “Yo soy la Virgen de la Caridad”. Se asombraron porque los vestidos de tela de la Virgen no estaban mojados.
Acogida con amor, fue llevada al hato de Barajagua, donde se le construyó la primera capilla de tablas de palma y guano. Después el capitán de artillería y administrador de las minas de cobre, Sánchez de Moya, manda trasladar la imagen al pueblo Real de Minas que se había creado alrededor de las minas de Santiago del Prado, donde después de estar en la iglesia parroquial, se le construyó una capilla en lo alto del cerro, donde apareció su imagen varias veces, alrededor del año 1648. Esta capilla se reconstruye para ella varias veces, pues sufre temblores de tierra, huracanes, etc y es por eso que se le llama Virgen de la Caridad del Cobre. El actual templo es terminado en 1927 y hoy es Basílica Menor Santuario Nacional.
En las luchas por la independencia, la Virgen acompañó a los mambises. Carlos Manuel de Céspedes tomó el poblado del Cobre en 1868 y de rodillas le reza a la Virgen. Ella acompañó a los cubanos a la manigua, fue su protectora, y por eso la llamamos Virgen Mambisa. Muchos llevaban su estampa, una medalla y la medida de su imagen en una cinta atada al sombrero o en un bolsillo de su ropa.
El 24 de septiembre de 1915, los veteranos de la guerra de independencia redactaron una carta al Papa Benedicto XV, donde le pedían que la proclamara Patrona de Cuba y fue proclamada como tal el 10 de mayo de 1916  por este Papa. La petición se reiteró en 1936 por el arzobispo de Santiago de Cuba Mons. Valentín Zubizarreta y fue coronada canónicamente por el Papa Pío XI el 30 de diciembre de ese año.
Cuatro veces ha salido la Virgen de la Caridad de su Santuario. La primera fue en 1936 para la celebración del Congreso Nacional Eucarístico en la Habana. Allí se anunció la canonización de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre y la Virgen se coronó y reafirmó como la santa Patrona de los cubanos. Otra ocasión fue el 20 de mayo de 1952 en que fue llevada a la Habana por la celebración del 50 aniversario de la república. Luego en noviembre de 1959 en la clausura del Congreso Nacional Católico. Por último, el 24 de enero de 1998, en la histórica visita del hoy santo Juan Pablo II, en la plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba, el pontífice la coronó personalmente y le entregó una corona de oro y un manto adornado con piedras preciosas.
Entre 2011 y 2012 una réplica de la imagen, que se venera en la Parroquia de Santo Tomás en Santiago de Cuba y que según la tradición perteneció a la familia Grajales, recorrió toda la Isla con motivo de los 400 años de hallazgo y presencia entre los cubanos de la bendita imagen.
El Papa Benedicto XVI visitó nuestro país en el año 2012 y el 26 de marzo le regaló la Rosa de Oro de la Cristiandad que permanece a los pies de la imagen, dentro de su camerino. El Papa Francisco, que visita Cuba en septiembre de 2015, también le obsequió un ramo de flores blancas que permanecen a sus pies.
Muchos han sido los favores que ha concedido la Madre y Patrona a sus hijos. Pidamos con devoción su intercesión ante su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para que todos los cubanos seamos hermanos, como reza la canción: “Todos tus hijos, a ti clamamos, Virgen Mambisa, que seamos hermanos”. Que así sea.

Subcategorías

Comentario litúrgico del día

 

Videos, fotografías, audios noticiosos así como alocuciones radiales y contenidos para la catequesis producidas por la arquidiócesis.