Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por Enrique Cabrera Nápoles (Fidelito)

La Iglesia universal ha dedicado este mes a las misiones. Es un tiempo oportuno para orar por la evangelización del mundo y por todos los misioneros, principalmente por aquellos que están proclamando la Palabra de Dios en territorios difíciles y peligrosos.

Este mes de las misiones se inicia con la fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús, quien es patrona universal de las misiones.

Santa Teresita nació en Francia el 2 de enero de 1873, muy joven siente el deseo de entregarse a la vida religiosa y así fue, entró en el convento de las hermanas Carmelitas Descalza el 10 de enero 1889. 

Varios sacerdotes antes de marchar como misioneros a tierras lejanas,le piden a la hermana Teresita oraciones por el fortalecimiento de su vocación. Ella acepta esa misión con la certeza que Jesús la escucharía. Aún en los momentos en que la enfermedad no le permitía andar no dejaba de orar por aquellos que, en otras tierras, estaban evangelizando.

Su salud se quebranta definitivamente y es encamada. Ofrece su enfermedad por todos los misioneros y continúa orando por ellos.

El 30 de septiembre de 1887 cierra sus ojos definitivamente para su encuentro con el Padre.

Tubo poco tiempo de vida religiosa, pero nunca dejó de orar por las misiones, es por eso que la Iglesia universal la proclama Patrona de las Misiones.

Hoy cada misionero toma su ejemplo de fidelidad y fortaleza en la fe. Ahora ella continúa intercediendo por la evangelización del mundo entero.

Algo curioso es que el Papa Pío X la definió como:“la Santa más grande de los tiempos modernos”  y el Papa San Juan Pablo II la nombró “Doctora de la Iglesia”.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar