Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por Sylvia Fenollar Batista

Recordemos que el 3 de mayo de 1858 es inaugurado el Colegio y luego en 1861, comienza la excavación de los cimientos para la construcción de un nuevo Colegio, con materiales más duraderos, todo bajo la administración del P. Agustín Botey. Ya en 1869 se abre el colegio para la Segunda Enseñanza y luego para la Primaria.

 

En las Navidades de 1882, el P. Rector, acompañado de otros religiosos, fue al fundo de Santa María del Puerto del Príncipe a reconocer y tomar posesión de las 15 caballerías de tierra, que Doña Belén de Socarráshabía legado al Colegio en 1878.

En el año de 1916, el 10 de junio, se recibe autorización para levantar un nuevo Internado, en el mismo lugar, más amplio y moderno. El 16 de septiembre de 1923 es bendecida la nueva fachada del Colegio, tal y como la conocemos hoy, por el Sr. Obispo. Excmo Sr. Enrique Pérez Serantes.

El 27 de febrero de 1945, un avión de la Materva tropezó con la torre lateral de la Iglesia y vino a caer sobre el cuarto del Padre Ángel Bonet (junto a la Biblioteca).  Afortunadamente el padre no estaba en el sillón donde pasaba todo el día rezando o leyendo, gracias a Dios no hubo que lamentar desgracias personales ni incendio de gasolina. El aviador Llaneras fue extraído de la cabina sin lesión alguna. El P. Rector cerró las puertas del Colegio, y los alumnos se mantuvieron en sus aulas hasta que cesó toda posibilidad de peligro.

Las obras de ampliación continúan y en 1949, el 30 de marzo, comienzan las obras para la construcción del Internado del 3er piso. Y en el mes de octubre el M.R.P. Vicario Provincial Jaime Alobet, y los ex-rectores de este Colegio: P. Roque Closa y P. José M. Borotau, asisten a la bendición de las nuevas obras, realizadas durante el verano. La bendición estuvo a cargo de Monseñor Salvador Basulto, Vicario General, Párroco de La Catedral y ex-alumno del Colegio.

La obra de ampliación se puede resumir de la forma siguiente: ampliación de la entrada, a costa de la escalera y parte del recibidor. Escalera nueva de mármol amplia y señorial, aunque escondida. Toda la planta baja, clases, corredores y entrada, tiene piso de granito artificial. Todas las ventanas exteriores e interiores con rejas de hierro, han sido sustituidas por ventana Panamá de aluminio. Desapareció también la escalera de mármol que daba a la sacristía y se construyó otra de mármol enfrente,donde estaba el cuarto rectoral. Una tercera escalera se construyó frente a la cocina para subir a los Internados. Un tercer piso para segundo internado con cuartos individuales, sala de juego, servicios, duchas, sala de estudio y enfermería. Todos los tabiques frente a la fachada fueron derribados y levantados otros con cabillas de hierro en la base y se construyeron habitaciones para la Comunidad, todas ellas con baño y servicio. En el segundo piso se prepararon las clases del Bachillerato y el gran salón de estudio en el fondo. Y multitud de pequeños detalles, como las repisas de los claustros, zabaleta lateral, soterrados de corriente eléctrica y tuberías de desagües. Construcción de un gran aljibe para 60 mil galones de agua que a presión distribuida por todo el Colegio. Todo esto en apenas ocho meses.

Enero de 1958, como uno de los medios de recordar el Centenario del Colegio empezó la colocación del andamiaje para la restauración de la fachada de la Iglesia. Gumersindo Contra es el hábil contratista, Al propio tiempo se está adecentando la pared del fondo del Colegio que mira al Casino, con lo que exteriormente quedará completada la reforma interior del Colegio de 1949.

Avioneta en el techo del Colegio

Avioneta en el techo del Colegio

Fachada del Colegio-1923

Fachada del Colegio-1923

hueco de avioneta en el techo

hueco de avioneta en el techo

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar