Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 


El Arzobispo, que disfruta la compañía de los pequeños, aprovecha para compartirles sabiduria y experiencias de su infancia.

Queridos niños y mayores también, gracias por esta tarde tan linda que ustedes nos han regalado. Ver a tantos niños rezando el Ave María me recordó a mí, muchas cosas de cuando yo era niño.

Me alegra pensar que la Virgen María fue una niña como ustedes. Que a la Virgen María la llevaban al Templo, como los traen ahora sus padres, sus abuelos, sus familiares a la iglesia. Me alegra pensar que la Virgen María fue una mujer de carne y hueso como ustedes y siempre digo que en este mundo nuestro hay mujeres, ha habido mujeres y habrán mujeres extra-ordinarias.

Hay mujeres, por ejemplo, que han hecho descubrimientos científicos: una vacuna. Hay mujeres que han viajado al cosmos, le han dado vueltas a la Tierra en esos cohetes. Hay mujeres que han ganado un premio Nobel, ahora se cumplieron unos cuantos años del Premio Nobel a la Madre Teresa de Calcuta. Hay mujeres que en algunos países son las presidentas, las que gobiernan. Pero lo interesante es que ninguna de estas mujeres se le dice lo que todos nosotros le hemos repetido cincuenta veces hoy aquí, rezando el Rosario a la Virgen: bendita tú entre todas las mujeres; así que es la única.


Mons. Willy Pino habla a los pequeños misioneros en el IIX Congreso de la IAM. Foto de archivo.

Y ¿por qué? ¿Porque la Virgen María tenía muchos títulos de la Universidad? ¡No! En aquella época las mujeres no iban a la Universidad, en el pueblo de Israel no se les enseñaba a las mujeres ni a leer ni a escribir. Así que ustedes, en ese sentido, saben más que la Virgen. Entonces, ¿de dónde le viene la grandeza a la Virgen? De que Dios la escogió entre todas, y mira que había mujeres seguramente más inteligentes, más bonitas, en Egipto, en Roma, en Grecia y en Mesopotamia; pero no, se fijó en el pueblecito de Nazaret, que no aparecía ni en los mapas yo creo; y la escogió. ¿Por qué? Porque ella se consideró la esclava del Señor. Ella no entendía todo el plan que tenía Dios con ella, pero le dijo: si Tú lo quieres Señor, yo soy la esclava. Se consideró la esclava y por eso Dios la escogió. Por eso es modelo para nosotros.

Una monja como Sor Lupita, salesiana, se arrodilló a mi lado cuando yo era un niño como ustedes el día de mi primera comunión. Ella se arrodilló en el banco al lado de donde estábamos nosotros, acabados de comulgar y estábamos muy calladitos y allí nos dijo: “repitan bajito”. Fuimos oyendo lo que la hermana nos iba diciendo e íbamos repitiendo y eso no se me olvida.

No se me olvida María Isel. ¿Quién era? Una viejita de la comunidad de El Cristo que todos los sábado recogía tres y cuatro niños y los llevaba al catecismo, eran vecinos de la cuadra y mira que se buscó problemas en aquella épocade los años1960 o 1961, por recoger niños y llevarlos a la Iglesia; pero ella seguía allí, probamente ella sería la que me enseñó el Ave María, esa oración que ustedes y cada uno han ido rezando.

Que linda es nuestra Iglesia, que lindo es lo que ustedes están haciendo y por eso les repito mi felicitación. Ahora con gusto les doy la bendición, ustedes se van a poner de pie, ustedes van hacer sobre su cuerpo una perfecta señal de la cruz, me voy a fijar si la hacen bien y vamos hacerla bien despacito, una triple bendición ustedes rezaran cada vez amén.

Jesucristo el Señor esté siempre a su lado para defenderlo.

¡Amén!

Que Él vaya delante de ustedes siempre para guiarlos y detrás de ustedes para protegerlos.

¡Amén!

Que Él vele por ustedes y los sostenga.

¡Amén!

Y la bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo; descienda sobre ustedes y los acompañe hoy y siempre.

¡Amen!

Podemos ir en alegría y paz.

Demos gracias a Dios.

 

¡Un aplauso a la Virgen María!

 

 

Domingo 18 de octubre del 2020

Iglesia Metropolitana de la Catedral

Camagüey - Cuba

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar