×

Aviso

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

La fiesta más antigua dedicada a María es, sin dudas, la Navidad porque se celebra al Hijo y a la Madre. Pasado algún tiempo, se le quiso dar solemnidad a una fiesta bajo aspecto mariano propiamente dicho y por ello pensaron en instituir esta fiesta el día de hoy.

 

En el año 656 se celebra el Concilio X de Toledo, España, y allí trataron este tema y toman parte en este tema tres grandes santos: san Eugenio, san fructuoso de Braga y san Ildefonso. Este Concilio dictaminó un decreto por el que se establece que la solemnidad de la fiesta mariana de la Maternidad Divina “se celebre el día octavo antes de la Navidad del señor y se tenga dicho día como honor a su Santísima Madre”.

Desde esta fecha fue la fiesta más solemne en honor a la Virgen que se celebrara en España y de aquí pasó a varias Iglesias. Tuvo varios nombres: Expectación del parto de Nuestra Señora, Nuestra Señora Virgen de la Esperanza y Virgen de la O, haciendo alusión a las Antífonas Mayores de Vísperas que empiezan con esa exclamación.

El arte suele representar a María e avanzado estado de gestación, con su vientre abultado y la mano sobre el mismo, apuntando que allí está el Hijo de Dios, que pronto nacerá.

María viene a preparar el camino para la llegada de su Hijo al mundo, al que viene a salvar.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar