Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Cada año la fiesta de San Juan Bosco, fundador de los salesianos, se celebra en la Parroquia de la Caridad, donde se encuentran los sacerdotes de esta Orden religiosa. Esta celebración se prepara con una Novena, no solo en el Santuario Diocesano de la Caridad, sino también en las cuatro Capillas y veinticuatro comunidades rurales sin templo donde esta Orden lleva la Palabra de Dios y las enseñanzas de Don Bosco. El día 31 de enero de cada año la celebración de la Santa Misa la preside el Arzobispo y asisten todos los fieles de las comunidades rurales y de la ciudad para darle gracias a Dios por su vida y la presencia Salesiana en esta parte de la geografía cubana.

Pero este año 2021 la fiesta ha sido diferente, se han roto esas tradiciones porque estamos siendo asotados por la pandemia del Covid 19 y es obligatorio el distanciamiento social y otras medidas que impiden la celebración de la Santa Misa pública.
Lo bueno ha sido que está fiesta se ha visto multiplicada en cada una de las capillas, comunidades y casas de los fieles.
La Santa Misa se celebró a las siete de la mañana de este domingo, la presidió Monseñor Willy y estuvieron presentes los tres sacerdotes salesianos de misión en Camagüey: Genaro, Peter y Eduardo. También las Hijas de María Auxiliadora y los Cooperadores Salesianos, que con tanto amor mantienen vivo a San Juan Bosco entre los camagüeyanos.
En la homilía Monseñor Willy dió gracias a Dios por la familia Salesiana presente entre nosotros, y por lo que han hecho y siguen haciendo por este pueblo y país.
A principios de 1917 llegaron los salesianos a Camagüey. Su instalación en la ciudad se debió al ofrecimiento de la Srita Dolores Betancourt, quien deseaba construir y dotar a los niños pobres de una Escuela de Artes y Oficios. En el año 1920 fundan los salesianos en Camagüey y el Obispo de entonces,
Mons. Valentín Zubizarreta, les ofreció la Parroquia Nuestra Señora de la Caridad debido a la importancia que tenía la presencia de los hijos de Don Bosco en su diócesis.
Las Hijas de María Auxiliadora llegan a Camagüey en 1921 a visitar y catequizar los barrios alejados. Ese mismo año abrieron su primer Oratorio.
Luego los Colegios Dolores Betancourt, María Auxiliadora en Nuevitas, Academia María Auxiliadora en el Reparto La Vigía, el Colegio de El Carmen y el María Auxiliadora en Guaimaro.
En abril de 1961 fueron expulsadas las órdenes religiosas y sacerdotes de Cuba. Luego se nacionaliza la enseñanza, por lo que todos los Colegios pasaron a manos del estado.
Pero en enero de 1982 regresan a Camagüey las hermanas salesianas y el 23 de octubre de 1988, después de 27 años, los padres salesianos vuelven a Tomás posesión de la Parroquia de la Caridad.
Actualmente realizan misión evangelizadora en los municipios Najasa y Jimaguayu, atienden comunidades rurales sin templo en 24 asentamientos poblacionales donde tienen formación para los Sacramentos y Misa. Poseen además un Oratorio, 4 Capillas y el Santuario. Las Hermanas Misioneras Eucarísticas también tienen su sede allí.
Damos gracias a Dios por esta consagración religiosa en Camagüey, por tanto bien que han hecho a los niños, adolescentes y jóvenes.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar