×

Aviso

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Imagen cortesía de Gaspar, El Lugareño.

La Diócesis de Guantánamo-Baracoa es sufragánea de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba. Fue regida el 24 de enero de 1988 y su titular es Santa Catalina de Ricci.

 Actualmente su obispo es Mons. Silvano Pedroso Montalvo, nombrado por el Papa Francisco el 29 de marzo de 2018.

En el año de 1511 se funda la ciudad de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, la primada de Cuba porque es la primera de las siete Villas fundada por el adelantado Dn. Diego Velázquez y se establece allí la primera capital de Cuba. El Papa León X nombra a Baracoa como primera sede diocesana de Cuba y dos años después se erige el primer Obispado en Cuba: Baracoa.  Pero debido a las características geográficas que dificultan el acceso y la comunicación con Baracoa, el Obispado se traslada el 8 de mayo de 1523 hacia Santiago de Cuba y Baracoa queda como parroquia.

En el año 1690 se establece un Curato de Monte, por el Obispo Dn Diego Evelino de Compostela, en el poblado de San Anselmo de los Tiguabos y en 1728 se termina el templo en esta región. Ya en 1789 se erige la parroquia de San Anselmo de los Tiguabos.

Debido al crecimiento poblacional en el poblado de Guantánamo, los vecinos solicitaron la construcción del templo y la permanencia de un sacerdote, para evitar viajes a la parroquia de San Anselmo de Tiguabos, donde se realizaban los oficios religiosos. Donaron el terreno para la iglesia, en el corazón de la ciudad de Guantánamo: Pedro Manuel Pérez, Belisario Rey y Lorenzo Jay, área que abarcó también el Parque José Martí, pero la construcción fue paralizada durante dos años, ya que algunas familias exigían que la Iglesia Santa Catalina de Ricci naciera en El Saltadero, núcleo fundacional de esa urbe.

No es hasta el 20 de julio de 1842 que es terminado y bendecido el primer templo parroquial de Santa Catalina de Ricci. La cronología del inmueble, incluye una demolición, su rescate y reparaciones diversas, hasta tener hoy un bello templo con tres naves y una torre central de tres sesiones.

Hoy día 13 de febrero, la iglesia celebra a Santa Catalina de Ricci fue una religiosa italiana, de la orden dominicana, que vivió en el siglo XVI. Recibió muchos dones y regalos del cielo: revelaciones, gracias de profecía y milagros, luces especiales en los más delicados asuntos de los que ella nada sabía. Por ello acudieron a consultarla Papas, Cardenales y grandes de la tierra igual que personas sencillas y humildes. A todos atendía con gran bondad y humildad ya que se veía anonada por sus miserias y se sentía la más pecadora de los mortales.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar