Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

- Así comenzó la Infancia Misionera en Cuba -

Por Enrique Cabrera Nápoles (Fidelito)

Por medio de una revista de la Infancia Misionera llamada “Brujulita” de Venezuela, un laico es inspirado por el espíritu Santo a formar niños misioneros.Esto sucede a finales del año 1991.

De inmediato le presenta la inquietud a Monseñor Adolfo Rodríguez, Obispo de Camagüey en esa época. La inquietud fue aprobada y de inmediato forma un primer grupo con cinco niños en febrero de 1992 en la parroquia de Santa Ana en Camagüey.

Más tarde se comienza animar a las comunidades de la ciudad donde se formaron grupos de la Infancia Misionera.Al paso del tiempo, la obra iba tomando fuerza, se comienza animar las catequesis de los pueblos donde también quedaron formados los grupos de niños misioneros con un responsable como asesor.

Surge un lema esperanzador que los niños ya repetían con alegría: “La Infancia Misionera llegará a Cuba entera”.

En el año 1995, se forma un secretariado de Infancia Misionera en Camagüey,el cual organiza una convivencia en el Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad, en el Cobre, participando todos los asesores de la diócesis de Camagüey. El objetivo de esta convivencia fue presentarle a la Virgen esta Obra de los niños y al mismo tiempo pedirle que la fortaleciera en toda Cuba.

Llega la noticia a otras diócesis y a los obispos, por lo que se comenzó a recibir cartas y llamadas telefónicas solicitando que se fuera a animar la Obra en sus diócesis. Asíse pudo ver hecha realidad el lema de los niños de Camagüey, por lo que se comenzó a decir: “La Infancia Misionera llegó a Cuba entera”.

Ya la Infancia Misionera estaba organizada en todas las diócesis de Cuba, por lo que en el año 1996 fue nombrado un Director de Obras Misionales Pontificias y surge un Secretariado Nacional, con el nombramiento de su Secretario. Se recibe un documento del responsable internacional de entonces, donde informaba que la Obra de Cuba era reconocida oficialmente en el Vaticano.

En septiembre del 2003 se realizó en Camagüey el Primer Congreso, allí se congregaron una pequeñas delegaciones de varias diócesis. A partir de entonces cada dos años se realizan los Congresos Nacionales, siendo siempre la sede Camagüey.

En el 2006 en una reunión de los Secretarios Nacionales del Continente, se acuerda que los adolescentes se unan a la Obra infantil, a partir de entonces la Obra pasa a ser: Infancia y Adolescencia Misionera (IAM).

La Obra Misionera ha recibido desde su fundación, a tres Responsables Internacionales. En el 2008 nos visita el padre Patricio Byrne, estuvo con grupos de IM en las diócesis de La Habana, Pinar del Río, Cienfuegos, Matanzas y Camagüey;visitó la Iglesia de Santa Ana donde se formó el primer grupo y allí los niños de la ciudad lo recibieron. La 2016 laSeñora BaptisteneRalamboarison, participó en la reunión regional de los directores de OMP y visitó varios grupos de la IM en la Habana. En 2019 laHna Roberta Tremararelli, participó del VIII Congreso Nacional y en la reunión de los Secretarios Nacionales de la Región en el Cobre.

Han pasado algunos años y han sido muchos niños de varias generaciones los que han proclamado el Evangelio, quedando en ellos el espíritu misionero. Lamentablemente la Pandemia del Covid-19 ha impedido la constancia en las actividades pero no se ha perdido el impulso misionero.

San Juan Pablo II dijo un día:

“La Infancia Misionera ha escrito páginas hermosas en la historia de la Iglesia. En estos muchachos pongo todo mi afecto y a ellos los bendigo”.

Amén.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar