Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Hoy se conmemora un día significativo para la educación religiosa en Camagüey: la inauguración del nuevo local del Colegio Champagnat en el barrio de la Vigía de la ciudad.
La congregación religiosa de los Maristas llega a la diócesis el 12 de agosto de 1926, y son destinados a fundar su Colegio en la parroquia de Ciego de Ávila que estaba carente de la en enseñanza religiosa para varones. La Orden es invitada por el obispo, Mons. Enrique Pérez Serantes, que provenía de la diócesis de Cienfuegos y conocía la excelente labor de esta ellos y deseaba trasladarla a su diócesis.Primeramente se hospedan en el Convento de la Merced de los PP Carmelitas y luego se instalan en dos casas pequeñas, propiedades del Sr. Obispo,en las calles República y Honorato del Castillo en la ciudad de Ciego de Ávila.

 

Estas viviendas sirvieron de Colegio y casa a los Hermanos Maristas. Posteriormente adquieren una tercera casa donde daban las clases al cuarto y quinto grados.
No es hasta el 3 de enero de 1935 que la Orden se funda ciudad de Camagüey. Adaptan un edificio bien proporcionado, con dos pisos, situado en la Avenida de los Mártires # 92, entre la iglesia de San José y el Colegio de la iglesia Episcopal San pablo, y frente a la calle Gonzalo de Quesada del reparto la Vigía en Camagüey.Cuenta con enseñanza desde el kínder hasta bachillerato. El Colegio Champagnat inicia sus labores el 24 de julio de 1935 y es inaugurado el 10 de octubre de 1936, fue bendecido por Mons. Pérez Serantes. En total había 32 alumnos, pero en enero de 1938 la matrícula ascendía a 164.
Poco a poco fue aumentando la matrícula, no solo de familias adineradas que querían que sus hijos recibieran educación cristiana, sino también de niños pobres y de escasos recursos, cuyas matrículas eran costeadas por la clase pudiente. Es por ello que se dan a la tarea de ampliar su Colegio.
En diciembre de 1939 el Ayuntamiento autoriza la compra de un terreno en la propia Avenida de los Mártires y en junio de 1940, la Orden de los Maristas compra la Quinta El Sagrado Corazón, ubicada en la Avenida de los Mártires # 111, lugar actual. Rápidamente se confeccionaron los planos que incluyeron no solo aulas y laboratorios, sino también dormitorios y áreas de deportes.
En enero de 1941 se colocó la primera piedra y en poco más de 10 meses ya se estaba inaugurando tan bella construcción. Este edificio fue diseñado por el Arq. Claudio Muns, y ejecutado por el Maestro de Obras Cándido Alvariñas.
Además, los Hermanos Maristas mantenían una escuela nocturna gratuita en la Casa Parroquial de la Iglesia de San José. El nuevo local del Colegio consta de aulas, cuartos para internos, áreas de estudio, biblioteca y áreas de deporte entre las que resalta una piscina olímpica y tabloncillo. Contaba con equipos de todos los deportes y en sus topes entre Colegios obtuvieron varios galardones.
El laboratorio de química fue el primero de esta provincia y novedoso en la enseñanza, avanzados para su época. Poco después es anunciada la incorporación del Colegio al Instituto de Segunda Enseñanza de Camagüey, además de las Escuelas Pías.
Los Maristas son expulsadas en 1961 por el gobierno revolucionario y no regresan nuevamente.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar