Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Un 11 de junio del año 2004 se inaugura el templo actual del poblado de Cascorro, dedicado a San José, en la celebración de la Eucaristía presidida por el entonces Arzobispo, Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez, concelebrada por Mons. Mario Mestril Vega, Obispo de Ciego de Ávila y estuvieron presentes los Padres Claretianos que atendieron esta zona pastoral desde 1994 hasta este año de 2004.

La construcción de este templo en Cascorro comienza en 1955 y quedó paralizada en 1958. En enero de 2003 se reinician los trabajos para concluirlos en la fecha de su inauguración.

El primer templo en este poblado se empezó a construir en 1867 por los Frailes Capuchinos, pero fue incendiado durante la guerra de los 10 años en 1868, sin haberse celebrado una Misa. Se intenta construir nuevamente en 1894 pero al comenzar la guerra de 1895 fue ocupado por las tropas españolas y convertido en Fortín. La construcción es destruida durante el sitio de Cascorro en 1896.

A inicios del siglo XX se logra una nueva obra, pero de tan mala calidad que se desplomó. Se reinician las labores en 1920, pero nuevamente se ven interrumpidas por una descarga eléctrica que destruye lo poco que se había construido. Entonces comienza a popularizarse que “en Cascorro no se puede construir el templo”.

En 1935 el Obispo, Mons. Pérez Serantes (1922-1948), compra un local con su terreno y lo adapta a Capilla.

En 1955 los Padres Franciscanos, que atendieron esta zona pastoral hasta 1961 en que fueron expulsados de Cuba, compraron el terreno actual en una buena posición, en el camino entre Santiago y La Habana que es hoy la carretera central, e inician las faenas con la bendición de la primera piedra por el Obispo Mons. Carlos RíuAnglés (1949-1962), pero las obras se paralizan en 1958 y queda la Capilla a medio terminar, con las paredes levantadas y parte del techo.

En la fiesta patronal del año 1998, la comunidad le pidió ayuda a Mons. Adolfo Rodríguez Herrera, Obispo de Camagüey (1964-2002) para terminar el templo. Las obras fueron reiniciadas en el año 2003 y concluidas en 2004.

Hoy los fieles del pueblo de Cascorro disfrutan de un bello templo con una casa parroquial y patio que permite desarrollar encuentros de niños, jóvenes, matrimonios y laicos.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar