Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por Diácono Rolando Michel Acuña

José Olallo Valdés (1820-1889) y Jaime Oscar Valdés (1891-1936) son dos Beatos frailes de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios. Ambos se dedicaron al servicio, haciendo vida el carisma de la hospitalidad.

José Olallo Valdés es conocido en Camagüey como Padre Olallo y para perpetuar su memoria tenemos un Hogar de Ancianos que lleva su nombre y es administrado por la Orden Hospitalaria de los Hermanos de San Juan de Dios.

Inauguraci

El 27 de noviembre de 1999, fue inaugurado el Hogar de Ancianos P. Olallo en Camagüey

El Hogar de Ancianos Padre Olallo se encarga de servir con amor a los ancianos, tanto hombres como mujeres, que allí residen y que no tienen amparo filial. Además posee salas de fisioterapia para internos y ambulatorios;  otra sala de cuidados paliativos; vehículo para el traslado de aquellas personas imposibilitadas y que reciben fisioterapia; y un voluntario que, con generosidad, ayuda al bienestar del anciano. Allí se atiende a todos los necesitados, creyentes o no. Es un lugar de reposo y paz, donde los ancianos están bien atendidos y reciben el amor de parte de nuestro Señor.

Video publicado por Televisión Camagüey en el año 2014

La ampliación de las áreas de fisioterapia y consultas de rehabilitación fue necesaria,  por la gran cantidad de personas que solicitaban estos servicios. Gracias a Dios es hoy una realidad y lleva el nombre del Beato Jaime Oscar Valdés. El personal que allí labora ostenta de una gran seriedad y responsabilidad, acogen fraternamente a los ancianos y pacientes que allí son atendidos, lo que hace que este Hogar sea preferido por muchos.

El Beato Jaime Oscar Valdés, fue un cubano, recogido en la Real Casa de Maternidad y Beneficencia de La Habana hacia 1891 y que, por una irrevocable vocación, se convierte en Hermano de San Juan de Dios en 1914. Sirve en diferentes países como Colombia y España en las ciudades de Barcelona y Valencia. Es allí donde lo encuentra la muerte tras una revuelta revolucionaria, siendo sacado del Asilo-Hospital y llevado al campo de los olivos para ser asesinado junto al superior, Fray Leoncio Rosell.

Fray Leoncio Rosell

José Olallo Valdés y Jaime Oscar Valdés han testificado lo mismo: su fe inmortal al servicio de los enfermos y pobres, pero de forma diferente, cada uno con sus propias características dentro de la existencia cristiana. El primero como apóstol de la caridad y padre de los pobres, en Camagüey; y el segundo como mártir de la fe y de la hospitalidad, en Valencia, España.

¿Qué valores podemos imitar hoy de ambos, como cristianos católicos al servicio de los más necesitados? La vida de estos dos Beatos cubanos son una fuente de inspiración para amar y servir a los enfermos, a los pobres, a los necesitados, los ancianos y marginados, quienes son, al decir del Papa Francisco: los que están en las periferias existenciales.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar