Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

 

 Ver más imágenes...


Por Neidys Hernández Avila.

 

Las Hermanas Camilianas están presentes en Camagüey desde agosto de 2018.

Las Hnas. Giovanna (superiora), Lydia y Beatriz; son las encargadas de administrar el Hogar de Ancianos Monseñor Adolfo, inaugurado el 25 de mayo de 2019. Ellas atienden cuarenta y cinco ancianos internos y tres solo durante el día. Supervisan todas las áreas: lavandería; enfermería; salones de manualidades, juegos, gimnasia, televisión; biblioteca; peluquería y barbería; áreas de ejercicios y rehabilitación; jardines, sembrados y cochiquera.

 

Aunque tienen un convenio con el estado cubano, que incluye el personal de salud que trabaja allí y asegurar las necesidades materiales, las Hnas. Camilianas y el P. Ignacio Zaldumbide se encargan de atender el Hogar espiritualmente. La Misa diaria a las 7:00 a.m., los momentos de oración, los temas que se imparten a todo el personal y el testimonio de las Hermanas y los católicos que allí laboran, van haciendo un camino de conversión para el personal de salud y los ancianos que no practica la fe.

 

 

En este tiempo de pandemia, donde no hubo ni un solo caso sospechoso, se vio reducido el personal y entre las tres hermanas se repartieron todo el trabajo del Hogar, hicieron de pantristas, de cocineras, de lavanderas, de rehabilitadoras, de profesoras de baile, haciendo ejercicios, jardineras, en fin, de todo.

 

El 14 de julio se celebra a San Camilo de Lelis, fundador de la Comunidad Siervos de los Enfermos, conocidos como Padres Camilos. También inspiró la creación de las Hijas de San Camilo de Lelis, orden religiosa a la que pertenecen las Hermanas Camilianas.

 

San Camilo de Lelis nació en Italia en 1550. Siguió la carrera militar, igual que su padre, pero le salió una llaga en un pie, que lo hizo dejar la carrera de las armas e irse al Hospital de Santiago en Roma para que lo curaran. Allí se dedicó a ayudar y atender a otros enfermos, mientras buscaba su propia curación.Estuvo con los franciscanos y los capuchinos, donde quiso entrar como religioso, pero en ambas ocasiones se le abrió el pie nuevamente con la llaga. Así fue como, de nuevo en el Hospital de Santiago, se dedicó a atender a los demás enfermos, por lo que fue nombrado asistente general del Hospital. Dirigido espiritualmente por San Felipe Neri, estudió teología y fue ordenado sacerdote.

 

En 1575 se dio cuenta que ante la gran cantidad de peregrinos que llegaban a Roma, los Hospitales eran incapaces de atender bien a los enfermos que llegaban. Fue entonces que decidió fundar una comunidad de religiosos que se dedicaran por completo a los Hospitales, quedando establecida el 8 de diciembre de 1591.

 

Envió a los hermanos de su congregación a los campos de batalla, así que 250 años antes del nacimiento de la Cruz Roja Internacional, la “cruz roja” de los hábitos de San Camilo brilló en los campos de batalla como signo de fraternidad. Murió el 14 de julio de 1614.

 

En la inauguración del Hogar Monseñor Adolfo, las palabras de la Madre ZeliaAndrighetti, Superiora General de las Camilianas, hace referencia al ejemplo del santo, cuando afirma que en la asistencia a los enfermos, san Camilo decía: “más corazón en las manos” y también: “cuiden a los pobres y enfermos con el mismo amor con que una madre lo hace con su único hijo enfermo”. San Camilo es ejemplo de servicio a los hermanos, sobre todo a los enfermos y frágiles por la edad.

 

La presencia de las Hermanas Camilianas en el Hogar lleva amor y misericordia a todos.

 

 

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar