Imprimir 

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por P. Rolando Montes de Oca Valero.
Aunque las duras circunstancias que nos han tocado vivir las hayan convertido para muchos en un lujo inalcanzable, las vacaciones no han dejado de ser un derecho y una necesidad.  Ahora bien, no procuramos cualquier descanso, sino aquel que nos devuelva mejores, más humanos y serenos que como nos dejó julio. Las vacaciones cristianas deberían ser jornadas…