Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por Sylvia Fenollar Batista

El Instituto de las Escuelas Pías, fundado en Roma en el año 1597 por el patriarca de la educación popular, San José de Calasanz, y establecido en Camagüeydesdeel año 1858, tenía por objeto primordial la educación cristiana de la juventud.

El 8 de mayo de 1857 llegan los Padres Escolapios a Camagüey y empiezan a gestionar con las autoridades la designación de un local para el colegio, optando por el Convento de San Francisco ubicado frente a la antigua Plaza de la Corona, actualmente Plaza de la Juventud. El 11 de agosto de 1857, se inician las obras de adaptación y reconstrucción del convento. El Padre Agustín Botey, uno de los Padres Escolapios al frente de la obra, al aceptar el reto había hecho una promesa que se convertiría en un proyecto de vida para él: “Yo convertiré este erial en frondoso vergel, yo levantaré sobre estos desechos un palacio a la cultura de los hijos del pueblo”.

Después de numerosas gestiones con el gobierno el Padre Botey, defendiendo la fundación del Nuevo Colegio de Puerto Príncipe, hubo de exclamar una vez en el palacio del Segundo Cabo, de la Habana: “Puerto Príncipe no tiene dos ladrillos puestos el uno sobre el otro, que reclamen gratitud alguna del pueblo hacia su Gobierno. Allí está el hospital de San Lázaro, grande, majestuoso, debido solamente a las limosnas aprontadas por el pueblo a la voz del P. Valencia, varón eminentemente apostólico; allí está el hospital del Carmen, levantado también por el pueblo a impulsos de los mismos piadosos recursos, y nada más. Pero en honor de la verdad debo decir que el Gobierno les ha construido otros dos edificios, si: un cuartel y una cárcel, que recuerdan al pueblo su sumisión, sin uno siquiera que le hable de protección y de los beneficios del Gobierno”.

El 27 de Enero de 1861 empieza la excavación de los cimientos del nuevo Colegio bajo la administración del P. Agustín Botey.

El 3 de mayo de 1858 se inaugura el Colegio con la mayor solemnidad. El 4 de mayo escribe el Padre Botey: “Aún no se hallaba habilitado el Colegio, cuando las veinte plazas de internos y todas las de la Escuela Pública estaban ya cubiertas; y va siendo tan numerosa la afluencia de alumnos, que ha sido preciso proponer al Capitán General el ensanche del local para poder admitir veinte internos más y abrir otra escuela pública. A lo que ha accedido gustosamente”.

El plan de estudios comprendía todos los grados de la Instrucción Primaria Elemental y Superior, el Curso Preparatorio, la Segunda Enseñanza y el Comercio.

En el año 1868 ya el colegio contaba con 300 alumnos. A causa de las luchas revolucionarias por la independencia de Cuba, después del incendio de Bayamo el 11 de enero de 1869 se cierra el colegio hasta el 15 de septiembre del mismo año.

El Viernes Santo del 15 de abril de 1880 muere, siendo Rector de este Colegio, quien fuera su incansable y benemérito fundador, el Reverendo P. Agustín Botey.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar