Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Mt.7, 7-12 “Quien pide recibe”


Cada mañana es un despertar nuevo a la vida, al contacto con la naturaleza y poder contemplarla y disponer de un tiempo para confrontar nuestra vida con el evangelio. Es vivir como oportunidad el servir de una manera nueva.

Hoy el evangelio nos invita a pedir con confianza, a vivir de cara a Jesús, a su persona, a su mensaje y a su proyecto del Reino.
La confianza en Dios implica ponerse en camino, romper la rutina y la comodidad.
No es que Dios venga a nuestra vida y nos libre de responsabilidades, sinoque supone un apoyo para hacer consciente el proceso de vida y afrontar con realismo  y con sentido las dificultades que surgen en lo cotidiano.
Es la llamada a ser, como dice el Papa, “oasis de misericordia” con nuestro testimonio, con nuestro talante de alegría y con nuestro compromiso coherente.
Al finalizar la jornada puedo preguntarme ¿cómo he vivido hoy, esta confianza activa para con Dios y para con los hermanaos? ¿Con mi testimonio he sido cauce de conversión para otros?, porque es este, tiempo de gracia y de conversión.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar