Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Juan 5,1-16
El pasaje del evangelio de San Juan es el paralítico que espera cerca de la piscina en Jerusalén para entrar a ser curado. El paralítico estaba resignado y sin esperanza y Jesús le dice ¨Levántate, toma tu camilla y echa a andar¨ Este hombre sin entusiasmo y amargado nos puede hacer pensar en muchos que tienen fe pero le falta entusiasmo y decisión. Viven la fe pero le falta el deseo de comunicarla a otros y están como paralizados en su rutina. Jesús es quien nos cura de nuestros males y nos invita a no pecar. El camino del cristiano es acercarnos a numerosas personas paralizadas y heridas y ayudarlas a sanar.

P. Ignacio Zaldumbide Vilor

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar