Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Oseas 6,1-6 ; Lucas 18, 9-14
“Quiero misericordia y no sacrificios”

En tiempos del profeta Oseas se logró la paz y con ella la prosperidad durante el reinado de Jeroboán II.  Crece entonces el lujo, la ambición, la confianza en las riquezas que produce la tierra y en las fortificaciones militares. Fue un tiempo de infidelidad a Dios a través del culto a Baal, dios de la fertilidad. También de infidelidad en las alianzas políticas con Asiria y Egipto que vinieron a ocupar la confianza en el poder de Dios. Frente al gran pecado de las diversas formas de idolatría, Dios muestra a su pueblo que él sigue amándolo (el profeta se vale del símbolo matrimonial para expresar este gran amor) y por eso lo perdona y le promete la salvación, a pesar de la destrucción del Reino ocurrida alrededor del año 722 a.C.

Otras traducciones de la Biblia, como la Biblia del Peregrino sustituyen el sustantivo “misericordia” por “lealtad”. Se puede así comprender mejor que quebrantar la Alianza con Dios es no ser leal y esto engloba actitudes y comportamientos que no son signos de un auténtico culto a Dios.
“Será doblegado el orgullo del mortal, será humillada la arrogancia del hombre” (Os 2, 17). Esta misma condena del profeta expresa la actitud del fariseo de la parábola que nos propone el Evangelio del día. Tanto la codicia, el poder económico y militar en tiempos del profeta Oseas,  como la de tantos que hoy se elevan sobre sí mismos; y como las obras  que ostenta el fariseo como autoafirmación de su propio “yo”, serán doblegadas. Ellas no son más que la falsa grandeza que se crea el hombre y no la que Dios ofrece a los que reconocen su miseria. Este reconocimiento del publicano es el culto agradable a Dios, el verdadero sacrificio que nos ensalza.

P. José Gabriel Bastián

1. SCHÖEKEL, LUIS A., Biblia del Peregrino. Antiguo Testamento. Poesía, t. II, EGA-MENSAJERO, VERBO DIVINO, Bilbao, 2009, p.392

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar