Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Juan 6, 52-59
¿Cómo puede este darnos a comer su carne? Jesús escandaliza a los judíos con su afirmación. ¡Quiere dejarse comer, convertirse en alimento para otros! una entrega que verdaderamente no se comprende.
Asi como el alimento nutre nuestro cuerpo y se hace parte de él, también Jesús quiere nutrir nuestra vida y hace posible que entremos en comunión con su ser,  haciéndonos uno con Él. Si su alimento es hacer la voluntad del Padre, y ahora su cuerpo y su sangre, nos los deja como alimento, entonces la voluntad del Padre se ha encarnado plenamente en lo que vivió Jesús de Nazaret: sus palabras, sus opciones, sus gestos, sus sentimentos: eso es lo que desea y ama el Padre. Esa es la llamada que hace Dios a cada uno de sus hijos e hijas, que vivamos al modo de Jesús.

En el misterio de la Eucaristía comemos el Cuerpo y bebemos la Sangre de Cristo, entrando en comunión y recibiendo la gracia de ir transformádonos en Él, para que como San Pablo podamos un día exclamar: ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí.

Hna. Myrthala Alfonso Ares.Teresiana (stj)

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar