Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Foto: Aciprensa.

 Santa Ana y San Joaquín, en un acto de fe, quisieron darle gracias a Dios por el nacimiento de esta niña: María.

 

 

Esta fiesta se celebra desde el lejano 543, en que se dedicó una Basílica a la Virgen María, que se levantó en el mismo monte Sión, en la explanada del Templo.

Aunque María era purísima, cumplía con los ritos antiguos de los judíos y siempre estuvo disponible ante los mandatos de Dios. María estaba destinada a ser un templo vivo de la divinidad.

Este pasaje no aparece en los Evangelios de la Biblia, pero pertenece a la Tradición de la Iglesia. Sus padres la llevan al Templo a los tres años de edad con la intención de ser instruida respecto a la fe con dios y sin saberlo, se preparaba para recibir a Dios.

La presentación de la Santísima Virgen, conmemora uno de los misterios de quien fue elegida por Dios como Madre de su Hijo Jesús y como Madre de la iglesia. También alude a la presentación de Cristo y de todos nosotros al Padre.

La presentación de los niños en el Templo, tradición que ya se ha hecho firme en Camagüey el día 2 de febrero en cada templo y comunidad católica, no hace más que recordar el bautismo y dar gracias a Dios por la vida de los hijos.

 

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar