Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Por Neidys Hernández Avila.

Cada persona es única e irrepetible, Dios nos ha dado un ADN, unas huellas digitales y órganos únicos. Así sucede con los hijos. Las madres que tenemos más de un hijo, sabemos que cada uno es diferente aunque sean del mismo padre.

Hay hijos que difieren más de los padres en cuanto a forma de pensar y actuar, y otros que no. Lo que si no podemos cansarnos es de rezar por ellos. Los hijos son la mayor alegría que una madre pueda experimentar, son el complemento y razón de una mujer y aunque algunas no sean madres, pero sí son tías, también experimentan este placer.

Santa Mónica, cuya memoria celebramos hoy día 27 de agosto, es patrona de las madres y a la vez mamá de San Agustín. Ella sufrió en su matrimonio, pues el esposo que no era católico,era un buen trabajador, pero de genio fuerte. Tuvieron tres hijos y el mayor, Agustín, heredó el carácter de su padre. Ella sufría mucho con sus desplantes y los fuertes estallidos de ira. Mónica rezaba y ofrecía sacrificios por su esposo, que se convirtió al catolicismo y fue bautizado antes de su muerte.

Mónica rezaba constantemente por la conversión de su hijo Agustín, que había sido enviado a estudiar a Cartago y se había enrolado en una secta anticristiana. Ella lo siguió por varias ciudades de Italia y lloraba por la pérdida espiritual de su hijo. Tuvo una revelación de una voz que le dijo: “tu hijo volverá contigo” y también es famosa la respuesta que un obispo dio a Mónica cuando le contó que llevaba años rezando por la conversión de Agustín, cuando le dijo “es imposible que se pierda el hijo de tantas lágrimas”.

Y así fue como Agustín, el hijo descarriado de esta santa mujer se llegó a convertir y hoy en día es Santo, Doctor de la Iglesia y guía de tantos jóvenes que buscan a Dios en su corazón. Muchas madres y esposas se han encomendado a Santa Mónica para que les ayude a convertir a sus esposos e hijos. Aquí les dejamos esta poderosísima oración:


Oración de las madres por la fe de los hijos:

Padre y Señor nuestro, fuente de toda vida, somos madres cristianas. Con tu bendición y la cooperación de nuestros maridos, hemos concebido para esta vida temporal a nuestros hijos. Pero nuestra misión no termina con el nacimiento de los hijos: queremos también concebirlos para la vida eterna.

Para lograrlo, insistimos con igual devoción y constancia que santa Mónica en estas peticiones, repitiendo esta súplica: ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Padre que, como santa Mónica, guiemos a nuestros hijos hacia ti con nuestra propia vida, más decididamente cristiana cada día. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Para que nos esmeremos en lograr la plena cooperación de nuestros esposos en sembrar y consolidar la fe de nuestros hijos. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Para que, como santa Mónica, tratemos bien a nuestros hijos, y procedamos en todas las circunstancias con dulce serenidad, autoridad y amor. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Para que estemos pendientes de la evolución del carácter de nuestros hijos, y atentas a los diversos ambientes en que se desenvuelve su vida. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Para que de tal modo comuniquemos la fe de nuestros hijos, que ellos se preocupen de vivirla y transmitirla a los demás. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Para que, si brotara de alguno de nuestros hijos o hijas el germen de una consagración religiosa o sacerdotal, seamos generosas colaboradoras de su vocación. ¡Ay

údanos Padre y Señor nuestro!


Para que transmitamos a nuestros hijos el conocimiento y amor a la diócesis y a la parroquia en que vivimos, y les enseñemos a colaborar con ellas. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Para que, si algún hijo nuestro se desvía del buen camino, los padres sepamos cercarlo de amor, oraciones y consejos, hasta conseguir su retorno a la fe y a la práctica religiosa. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Para que, en el trato con otras madres, nos interesemos por sus necesidades, despertemos en ellas su responsabilidad cristiana y logremos integrarlas a la vida de la parroquia y de la Iglesia. ¡Ayúdanos Padre y Señor nuestro!

Amén.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Por P. Ignacio Zaldumbide Vilor

Etimología

El significado de la palabra Iglesia proviene del griego ecclesia, que, a su vez, traduce la palabra hebrea qahal: asamblea de los convocados.

En el Antiguo Testamento el término designa a Israel como la “comunidad santa” y como pueblo reunido para el culto y la alabanza de Yahvé.

En el Nuevo Testamento recogiendo ese significado le da un nuevo y definitivo sentido: Iglesia designa a la nueva comunidad, al nuevo Pueblo de Dios, a la asamblea de los convocados por Dios a su reino y su gloria (1 Tes 2, 12).

Los primeros cristianos usarán la palabra “iglesia” para señalar unas veces a las comunidades locales de las distintas ciudades (la iglesia de Efeso, de Corinto, de Roma); otras veces, el conjunto de todos los cristianos extendidos por el mundo.

Basándose en la Sagrada Escritura y en la Tradición, que son las fuentes de la Revelación, la doctrina católica sostiene que: Jesucristo fundó verdaderamente una Iglesia de manera inmediata y personal, dándole una jerarquía y una estructura visible.

Y esto se fundamenta en:

  • las palabras de Cristo: “edificaré mi Iglesia”, “Tú eres Pedro y sobre esta piedra”, “Te daré las llaves del reino de los cielos”.
  • los hechos de Jesús: elección de los discípulos, vocación de los apóstoles, poderes supremos a Pedro, acontecimientos pascuales, venida del Espíritu Santo.
  • la realidad de las primeras comunidades cristianas

Dice el Concilio Vaticano II (LG 8): “Esta es la única Iglesia de Cristo, que es nuestro Salvador, después de la Resurrección, encomendó a Pedro para que la apacentara, confiándole a él y a los demás apóstoles su difusión y gobierno, y la erigió perpetuamente como columna y fundamento de la verdad. Esta Iglesia establecida y organizada en este mundo como una sociedad, subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él”.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Por Merlis Pereira Velázquez

Desde el 10 de agosto se desarrolla Misión País Cuba (MPC) en alrededor de dieciocho zonas de las diócesis de Camagüey, Ciego de Ávila, Holguín y Bayamo-Manzanillo. Hasta el día 21 de este mes se extendió la jornada misionera en algunas de estas zonas pastorales. Juan Pablo Olazábal Méndez, uno de los coordinadores nacionales de MPC, explica los detalles de cómo se vivió este año la misión en la Arquidiócesis de Camagüey.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Por Carlos A. Peón Casas

Pio X erigió  la Diócesis de Camagüey el 10 de diciembre de 1912, por la bula QuaeCatholicaeReligioni, e igualmente designo a su primer obispo:Mons. Valentín Zubizarreta y Unamuzaga. Su vida se apagó el 20 de agosto de 1914 yel 14 de febrero de 1923 se inició su causa de beatificación. Pio XII lo canonizó el 30 de mayo de 1954.

Al ser Pio X canonizado, el tercer obispo de la diócesis de Camagüey, Mons. Carlos RiuAnglés, solicita a Roma y obtiene la aprobación de declarar a San Pio X como Copatrono de la diócesis.

El 3 de septiembre de 1955, se celebra en la Catedral de Camagüey la primera misa en honor del Santo Copatrono. En el artículo del semanario de la Acción Católica “Prensa Federada” de esa semana, se informa sobre la concesión de S.S. Pio XII a la diócesis y la descripción de esta solemne ceremonia.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Por Enmanuel Santos

Después de varios meses de aislamiento social estricto, el equipo diocesano de Aprendiendo a Crecer (A.C) se trasladó hasta la comunidad de Santa Cruz del Sur, para reencontrarse con los beneficiarios y familiares de este programa. Bajo el tema “También la Felicidad se reparte” transcurrió el esperado intercambio. La alegría de verse juntos nuevamente y contar las experiencias vividas durante la pandemia fue lo más emocionante de esta jornada especial.

También se reflexionó con las palabras del Papa Francisco que nos recuerda: “El drama que estamos atravesando nos obliga a tomar en serio lo que cuenta, a no perdernos en los insignificante, a redescubrir que la vida no sirve, si no sirve. Porque la vida se mide desde el amor.” Por otra parte, los familiares de los beneficiarios recibieron un manual para guiar en la casa a los niños y jóvenes, y potenciar las habilidades adquiridas en los talleres del programa.

En todas las comunidades se realizó el encuentro con la presencia de los coordinadores de A.C. Muchas han sido las sonrisas, las alegrías y las historias, más el amor se engrandece con todos los corazones que se juntan de nuevo para seguir creciendo.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

-J- Por Julio Pernús*

Desde hace algún tiempo era un sueño de muchos católicos tener un espacio propio en el paquete semanal, de ahí que fuese una gran alegría el poder abrir esta semana la sección de “Interesantes” y encontrar la carpeta nombrada: Pastoral Juvenil de la Habana, con la primera edición de PERIJOREO; un producto comunicativo audiovisual de la iglesia cubana que busca desde un mensaje joven reflejar la realidad eclesial de nuestro país.

PERIJOREO es un verbo griego que se usa para hablar del misterio trinitario y que significa danzar en torno, además es una palabra relacionada con identidad, dinamismo, salida al encuentro del otro, comunicación e integración y ese es el sueño de este nuevo espacio católico en el paquete semanal.

La conducción de los jóvenes Rachel Susana Diez (graduada de Periodismo) y Manuel Alejandro Rodríguez Yong (graduado de la Escuela Latinoamericana de Cine en San Antonio de los Baños) tiene un alto nivel profesional. Ambos conductores tienen un carisma especial para transmitir sus mensajes y logran conectar con el público desde el primer momento que uno siente su voz. La dirección de Adrián Martínez Cádiz con el asesoramiento del P. Jorge Luis Pérez Soto, es un equipo que ya está aportando mucho a la iglesia desde la comunicación, solo resta felicitarlos y animarlos para que puedan seguir con ese ánimo llevando la Palabra de Dios a tantas personas.

En este primer capítulo que aparece dentro del paquete semanal, se habla de la labor de Cáritas Habana y su servicio en favor de los sectores vulnerables de la urbe capitalina. Es oportuno, agradecerla disposición a salir en el material de Migdalia Dópico, directora de la institución habanera. También dibujan un panorama edificante los mensajes de la Hna. Antonia (Toñi) y la carismática Hna. Teresa Vaz, describiendo el servicio que desde la casa de nuestro Cardenal, el Arzobispado de la Habana, se realiza en favor de los pobres (le dan ayuda a 215 personas)su gesto habla mucho del deseo de construir desde algo tangible, la dignidad de los que muchas veces son descartados por una sociedad con una perenne economía de subsistencia.

Las palabras de Monseñor Juan Gabriel Díaz Ruíz en el reportaje por el 24 aniversario de su Diócesis de Ciego de Ávila, son un mapa eficaz para visualizarnuestro aislamiento, él dijo: “el Señor nos ha puesto una prueba difícil para entender el camino y como todas las pruebas de Dios, son pruebas para purificarnos y fortalecernos en la fe”.

En otro momento del audiovisual el P. Jorge Rubido,responsable de la pastoral de adolescente en la Diócesis de Matanzas, nos llena de ánimo con su carisma especial para dialogar con los adolescentes, pues en pos de lograr su misión, es capaz de generar contenidos con un lenguaje apropiado para esta etapa de la vida, utilizando un canal de YouTube con secciones cómo, "El GYM del alma".

Para muchos católicos ha sido una gran alegría ver el apoyo de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) a este nuevo espacio juvenil; esto se puede constatar en el entusiasmo de las palabras de Monseñor Emilio Aranguren, obispo de la diócesis de Holguín y presidente de la (COCC). También en este capítulo primeroaparece un mensaje del Cardenal Juan García a nuestros pastores.Les agradecemos los deseos de hacerse presentes en este sueño comunicativode la juventud católica cubana.

Como sugerencias a tener en cuenta, creo necesario generar un tema musical (dentro de la misma pastoral hay varios jóvenes músicos talentosos que pueden crearlo) y un logo propio para el espacio, en pos de ir generando una mayor identidad con sus seguidores. También sería oportuno lograr una menor diferencia temporal entre la edición del programa (el que salió en circulación esta semana es el de abril) y la puesta en circulación dentro del paquete.

Un sueño siempre debe comenzar por el primer paso y sería bueno que este esfuerzo comunicativo de la Pastoral Juvenil de la Habana, gane cada vez una mayor institucionalización dentro de la iglesia. Pues, un sistema de comunicación cobra fuerza si todos los componentes son capaces de sumarse al proyecto, de ahí que deseo hacer un llamado a otros espacios comunicativos de la iglesia católica para que den promoción al contenido de PERIJOREO en el paquete. Lo ideal sería poner todos nuestros esfuerzos en común y construir una sección católica dentro del paquete semanal, donde aparezcan todo entorno comunicativo; hoy contamos con una cantera de jóvenes comunicadores que puede dar un impulso necesario a ese proyecto evangelizador.

Mi sugerencia del paquete semanal es PERIJOREO, producto comunicativo audiovisual de la Pastoral Juvenil de la Habana, se encuentra dentro de la sección “Interesantes” en una carpeta llamada “Pastoral Juvenil de la Habana”.


*Comunidad de la Asunción en Guanabacoa, Arquidiócesis de La Habana.

Subcategorías

Comentario litúrgico del día

 

Videos, fotografías, audios noticiosos así como alocuciones radiales y contenidos para la catequesis producidas por la arquidiócesis.