Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Camagüey, 28 ene.- Con gran alegría la comunidad de hermanas teresianas, familiares, amigos, las amigas de Teresa y toda la Iglesia festejaron este miércoles a san Enrique de Ossó, fundador de la Compañía de Teresa.


A esta alegría se sumó la de la Hermana Myrthala Alfonso Ares que renovó sus votos temporales.

En la tarde, las hermanas teresianas y las amigas y amigos de Teresa se reunieron en el comedor de la Casa Diocesana La Merced. Allí compartieron la espiritualidad de santa Teresa, disfrutaron de un video documental sobre la vida del santo y merendaron.

A continuación la eucaristía presidida por el P. José Sarduy y concelebrada por P. Jesús Bastián, P. Carlos Juan Himeliz y P. Miguel Centeno. También acudieron fieles de la comunidad mercedaria.

En la homilía, P. Sarduy recordó que la hoy Hna. Myrthala fue una niña que siempre estaba corriendo y riendo por los pasillos de la Casa Diocesana y que continúa siendo una monja alegre. También le dio tres consejos: llenarse de la sabiduría de Dios, ser sal en medio de este mundo y guiarse por la fuerza del Espíritu Santo.

Al renovar sus votos la Hna. Myrthala, todos los presenes sintieron la emoción en su voz. La Hna. Hortensia Medina, superiora en Camagüey, acogió la petición de obediencia, humildad y castidad, comprometiendo a todas las hermanas a acompañarla en su vida religiosa.

La celebración terminó con un fuerte abrazo y las felicitaciones que todos los presentes le desearon. Damos gracias a Dios por este santo fundador, por la bendita presencia de las teresianas y porque sigan surgiendo vocaciones fieles al Señor.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar