Imprimir 

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Camagüey, 10 feb.- El frío de la noche no fue capaz de mantener cerradas las puertas de las casas y los albergues este 8 de febrero. Poco a poco llegaban a la Casa Diocesana La Merced los jóvenes universitarios para comenzar su vida de familia que sueña una Cuba mejor.

Quedó claro que Dios era partícipe de la noche, pues, mientras los chicos cerraban los ojos, su luz pasaba por las manos de cada uno para pedirle la bendición en esta aventura. Pero no faltó tiempo para que Claudia explicara el logo de la Pastoral Universitaria, combinando un poco de nervios con la inmensa felicidad, que también compartían Luis Ángel y el resto del grupo, por ver realizada esta ilusión. Todos quedaron encantados con la música da aquel trovador medio físico y medio humorista, que demostraba tener menos edad en el alma que en el cuerpo.

Entre canciones, aplausos, baile y merienda, los muchachos dejaron salir su sentimiento joven y una cartulina gigante recogió sus deseos para este proyecto: “Soñando a Cuba”.