Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

La Vida Religiosa en Camagüey organizó para el 7 de febrero del 2016 un expo -carisma vocacional con la finalidad de dar a conocer el Ser y Hacer de cada Congregación y cerrar con gratitud el Año Santo de la Vida Consagrada.

El domingo 7 de febrero a las 3:00p.m. dimos apertura a este día tan esperado por las comunidades donde están presentes las congregaciones religiosas. Cada comunidad religiosa preparó un stand con afiches, imágenes, carteles, fotos, videos, trípticos, revistas, estampitas, canciones entre otros, ofreciéndoles estos medios a los jóvenes y personas adultas que nos visitaban, donde
se les da a conocer la fundación, el carisma y finalidad de cada congregación e instituto secular presentes en Camagüey.

Los animadores de este primer momento fueron: el P. Miguel, jesuíta y la Hna. Gloria, de la Compañía de María. Iniciaron invitándonos a todos a invocar la presencia del Espíritu Santo para que guiara y acompañara esta tarde de Gracia. Después de las presentaciones de los distintos stand, provocaron a los jóvenes a preguntarse: ¿Señor, que quieres que de mi? ¿Señor, que quieres que haga por ti? El Señor siempre nos llama invitándonos a hacer algo por su Reino en los más pobres y necesitados.

Luego una niña de la comunidad San José nos interpreto una hermosa canción titulada la Gloria de Dios. La Hna. Migdala, teresiana, nos compartió su experiencia sobre la vocación y la misión, provocando en algunos jóvenes la inquietud vocacional. Luego las Hermanas Misioneras del Corazón de Jesús entonaron una canción de animación y en seguida la Hna. Tania, la Hna. Isis y un novicio mercedario compartieron sus experiencias y la alegría de ser llamados por el Señor. El Hno. Cesar, de la Orden Hospitalaria, presentó a cada uno de los hermano de las congregaciones, haciendo saber a todos que son los hermanos y hermanas que los acompañan, los aconsejan y les ayudan en el trabajo misionero, en el cuidado de los enfermos, entre otras obras de misericordia que realizan.

Después de estas presentaciones tuvimos un momento de oración con el Santísimo donde dimos gracias a Dios por los diversos dones congregacionales y le pedimos por el surgimiento de vocaciones nativas, sacerdotales y religiosas. Se quedó un largo rato entre nosotros para luego ir en precesión hacia el templo con el Santísimo y así cerrar ese momento de la acción de gracias.

Continuamos con la Eucaristía, en la que las lecturas fueron muy propicia para la ocasión, invitándonos a los consagrados a seguir profundizando con gratitud nuestro llamado, en nuestra entrega y servicio a la Iglesia, con la disposición de lanzar las redes a donde el Maestro nos indique. También se les invitó a los jóvenes a darse cuenta que el Señor no solo llama a los buenos sino a los que no se consideran que no sean tan buenos para tal Gracia. Jesús llama en la cotidianidad. Llamó a Isaías hombre de labios impuros. Dios le purifica los labios para que hables palabras de fuegos, palabras de amor. Pues todo el que es llamado se siente pecador ante la llamada, como Isaías, Pedro, Pablo, Hna.Nieves, Hna.Juliana, Hno. Cesar, Hna. Olga, Hna. Tania, Mos.Juan, P.Luis Fernando… Se trata de un proceso vocacional intenso. Estos son los ingredientes: una situación histórica concreta y una fuerte experiencia de Dios para llegar a la respuesta: aquí estoy. Los métodos de Dios son diferentes a los humanos. Dios sigue llamando para cambiar la historia, hace falta que le escuchen. Nos urge a todos una experiencia intensa de Dios y un compromiso por el Reino. Dios te espera, joven no tardes.

Terminada la Eucaristía pasamos al esperado concierto por los grupos y coros parroquiales. Este tercer momento fue animados y por Sor Alba Mercedes, Misionera del Corazón de Jesús y el P. Fray Marcos, mercedario, los cueles nos hicieron esperar con entusiasmo a cada participante. Se inició con la niña Laura, de la Parroquia San José que nos deleitó un poema sobre la Vida Religiosa y concluyo su presentación con un cuento que fascinó a todos: El pavo real y la cigüeña, resaltando que la soberbia nos hace inútil.De seguido dos jóvenes nos presentaron una danza. El esperado grupo: Nueva Generación con dos maravillosas canciones: Pescador y Al pecho llevo una cruz.

El coro de San José interpretó dos canciones: Te pertenezco y Te ofrezco todo lo que soy. El Hno. Javier, Marianista, con un cuento, dejándonos como moraleja que debemos preocuparnos y cuidarnos los uno a los otros.

El plato fuerte de la noche fue la Hna. Tomasina, Sanchina, nos interpretó tres hermosas canciones que nos hizo bailar a todos los presentes, y dejó saber que donde hay religiosos hay alegría, frase dicha por el Papa Francisco. Luego el P. Marcos nos bendijo.

Concluimos este momento con dos canciones interpretada nuevamente por el grupo Nueva Generación, en la que continuamos bailando y dando gracias a Dios por todo lo vivido.

Gracias a todos los que nos acompañaron y sobretodo a las congregaciones que con esmero prepararon los stand y trajeron a los jóvenes de las comunidades mas lejanas. Gracias al equipo organizador: Hno. Cesar, Hna. Indhira y Hna. Suset, Dios les pague con la perseverancia, la fidelidad y la santidad, y que nos de buenas y santas vocaciones.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar