×

Aviso

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

La función mail() se ha deshabilitado y el correo no se puede enviar.

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Imagen tomada de ACIPrensa

San Francisco de Sales es conocido como el santo de la amabilidad. Luchó varios años para dominar la ira y el orgullo. Logró la conversión de muchas almas. Vivía las dificultades y persecuciones con admirable paciencia.

 

Nació en el castillo de Sales, en Saboya, el 21 de agosto de 1567. Fue bautizado al día a siguiente en la Iglesia de Thorens, con el nombre de Francisco Buenaventura.

A los 24 años obtuvo su doctorado en leyes y también estudió teología. Luego de convencer a su papá de su vocación al sacerdocio, vistió el hábito y es ordenado sacerdote seis meses después.

Proliferaban los protestantes calvinistas y San Francisco de Sales entabla largas conversaciones con muchos de ellos, que logra convertir al catolicismo. Estos discursos son los que integran el libro “Las controversias”.

Es ordenado Obispo de Ginebra y su sabiduría, sencillez, predilección por los pobres y modestia son los rasgos más importantes de su episcopado.

Junto a Santa Juana de Chantal fundan la Congregación de la Visitación en 1610. De las notas con que instruía a la Santa surge el libro “La introducción a la vida devota”.

Muere en Lyon, de regreso de una reunión como Obispo en Aviñón, por el crudo invierno y debido a la debilidad de sus pulmones. Su última palabra fue “Jesús”, tenía 56 años y fue Obispo por 21 años.

San Francisco fue beatificado por el Papa Alejandro VII en el 1661, y el mismo Papa lo canonizó en el 1665, a los 43 años de su muerte.

En el 1878 el Papa Pío IX, considerando que los tres libros famosos del santo: “Las controversias"(contra los protestantes); “La Introducción a la Vida Devota" (o Filotea) y “El Tratado del Amor de Dios” (o Teótimo), tanto como la colección de sus sermones, son verdaderos tesoros de sabiduría, declaró a San Francisco de Sales "Doctor de la Iglesia", siendo llamado "El Doctor de la amabilidad".

San Juan Bosco lo toma como patrón de su congregación y como modelo para el servicio que los salesianos deben brindar a los jóvenes.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar