Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por:Maydée Herrera
Camagüey, 6 de diciembre. Con gran alegría para la comunidad parroquial de Esmeralda, se inauguró la Biblioteca “Miguel de Montaigne” de la Parroquia de San José.
Monseñor Juan García, Arzobispo de la Habana,  presidió la ceremonia de bendición del local. Con su talante cercano y sencillo habló de la importancia de la lectura para la formación integral humana, lo presentó como vía de aprendizaje y disfrute  que enriquece el pensamiento. Invitó a leer con asiduidad a los asistentes y destacó que la lectura debe ser profundizada, comprendida, retenida y saboreada.

En el acto inaugural, la bibliotecaria, Maydée Herrera,  nos recordó que este proyecto tuvo un conato de inicio  en los años 90,  siendo párroco el P. Juanin, cuando dos jóvenes de la comunidad – Mayté y Alejandrito- quisieron formar una pequeña biblioteca en el espacio  de la sacristía. A partir de hoy se podrá disfrutar de un nuevo local que cuenta con más comodidades y  bibliografía para beneficio y disfrute de los lectores.
También explicó que la biblioteca lleva el nombre de “Miguel de Montaigne” filósofo humanista francés  del siglo XVI, autor del libro Ensayos y  creador de este  género literario. Tío de Santa Juana de Lestonnac, fundadora de la Orden de la Compañía de María Nuestra Señora y que influyó notablemente en su formación con sus principios humanistas y educativos.
La hermana Gloria Sabugo, odn con sus palabras nos hizo caer en la cuenta que una biblioteca   más que un espacio físico  es un ámbito de cultura, sabiduría y verdad.  De la palabra sabiduría nos recordó que no significa saber muchas cosas, sino saber lo esencial. La palabra saber, del latín sapere significa conocimiento y al mismo tiempo sabor. Saber es saborear, gustar  hasta el fondo lo que de verdad importa. Expresó también que, el conocimiento tiene que alentar una cultura de la verdad, sólo así sumaremos nuestro granito de arena a la aportación de cuantos se esfuerzan por crear una sociedad más humana y más digna.
Y en un ambiente distendido también hubo espaciopara la recreación. Angélica Sirut recitó una poesía humorística sobre el español cubanizado que hizo reír  a carcajadas a los asistentes     y cuatro niñas de la catequesis declamaron una selección de poemas del libro “Pelusa” de la escritora camagüeyana Elsa Morales con mucha profesionalidad.
Para finalizar, la hermana Nieves García odn,  informó sobre  las actividades, talleres y cursos que se realizarán en la biblioteca y tuvo unas palabras de agradecimiento para todas aquellas personas que de una u otra manera    han contribuido para hacer realidad el proyecto.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar