Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

En este año se cumplen veintitrés años de la visita del Santo Padre Juan Pablo II a Cuba, en el mes de enero, y fue tan grande el júbilo que inundó a toda la Isla que de alguna manera queríamos que este sentimiento perdurara en el tiempo. Esto sucedió con varios eventos, tales como el de Historia “Iglesia Católica y Nacionalidad Cubana”a nivel diocesano y nacional y que aún se continúan celebrando; así como la Copa de Voleibol.

 

La Copa de Voleibol “Juan Pablo II” se celebra por primera vez en el mes de abril del año 1998 y ha seguido cada año como una manera de evangelizar a través del deporte en los grupos de jóvenes. Se reúnen equipos de voleibol de las parroquias, que a su vez invitan a jóvenes que no forman parte de comunidades cristianas, también asisten jóvenes de otras diócesis.

Se celebra en el Coliseo Deportivo de la ciudad de Nuevitas en la provincia de Camagüey. Cada mañana antes del desayuno se rezan Laudes, antes de cada juego se realizan oraciones, se reza el Angelus, se celebran Misas cada tarde y en la noche los encuentros de oración, reflexión, de baile y teatro o de disfrute de un filme, hacen unos días inolvidables para los jóvenes.

La casa parroquial les ofrece albergue, allí comparten y conviven en armonía y respeto. Los sacerdotes, las religiosas sanchinas y el diácono, acompañan a estos jóvenes en todo momento.

A través de estos juegos muchos han sido los jóvenes que han empezado el catecumenado y han recibido los Sacramentos. Los testimonios de los jóvenes que animan, organizan y participan en los juegos han motivado a otros jóvenes.

Por causa de la pandemia del Covid-19 ya hace dos años que no se celebra esta Copa, pero el espíritu y la Copa de Voleibol ”Juan Pablo II” sigue esperando el momento de volver a gritar “¡remate y punto para el equipo!” Esperamos que así sea.

Escribir un comentario

Comente aquí


Código de seguridad
Refescar